País sin cabulla

Decía un Don Cholito, o un don José Miguel Agrelot, encabuya y vuelve y tira. El comediante y mejor ser humano que plenamente viviera bien centrado en su creencia y en el ejemplo que su proceder imprimía en un pueblo y, cómo no, era parte integral de una escuela simpar de damas y caballeros de nuestros medios, como un don Luis Vigoreaux, padre, por supuesto, quien no hizo una carrera de su vida como fiestero sin control, sino como todo un monarca de nuestra televisión. Fuera de cualquier escándalo debatible o aparente, una figura paterna virtual para nuestros niños carentes de tal.

Ya que no se permite tener como figura páter a un don Pedro Albizu Campos, como quitarle a un pueblo su GPS para que termine comiéndose como el comején, o masque menos el plan del racista congreso.

Nos desahucian de nuestro suelo.

Hacen mota con la historia de nuestro pueblo. Se inventaron que descubrieron tierra habitada, se inventaron que acabaron con los taínos (que no son los taínos sino NOSOTROS MISMOS) se inventaron que abolieron al africano, nos cambiaron el nombre tantas veces que, ya no somos nigerianos, ni marroquíes, sino afropuertorriqueños, pero puertorriqueño es mezcla de Africano, Taínos y Español, pero afropuertorriqueño como nuevo carimbo. AFRODESCENDIENTE pero no AFRICANO.

Pero la Diáspora Africana en el mundo segregada en todas las escalas, desde balas, esclavitud, rodillas en tantas caras, hijas de África con sus hijas de nuevo desvalijadas como Adolfina Villanueva, que según me cuentan, se buscó la bala que la desahuciara porque, aparte de que Adolfina tenía un carácter de siete quenepas, la mujer como tal era de Piñones, no de Loíza. Y si ya venían diciéndole que se fuera, obvio que se busca lo que le pase.

Quiero aclarar que lo anterior viene no de mi parte, sino en general lo que he recibido como insumo de ciertos líderes y residentes nacidos en dicha costa. Solo cumplo con dejarlo plasmado, quizá en aras de una nota personal en la futilidad de todo en tantos sentidos.

Por supuesto que ante tales comentarios, rebato de inmediato e igualmente lo comparto: ¿Qué justifica una bala para un desahucio? Eso y el hecho del mito de que hay que ser de ningún sitio para justificarse en ninguna otra parte.

No tiene que justificarse la existencia para que tenga derecho a respetarse.

Había una vez unos reales héroes nacionales que la emprendían a fuerza, letra, puño y sangre, por los derechos humanos de un pueblo.

Derecho a vernos en nuestra televisión

Derecho a escucharnos en nuestra radio

Lo que hay al momento no son representativos de las mejores voces de nuestra generación. Eso es porque el congreso desde la invasión, controla nuestros medios de comunicación hasta los memes.

Sea el momento en que la sangre se busque.

Como don Abelardo nos declara, pueblo tirijala. Por más que traten no se nos va el DNA del dulce

Todos los frentes decían…

Menos Albizu, menos la penalidad de seguro social, menos lo que las compañías federadas no tributan, menos que el gobierno nacional no gobierna la nación, menos la Junta en pleno, menos el derecho que el congreso no tiene de definir a otra nación, sobre todo privándole de su DERECHO A NACIONALIZARSE, menos denunciar EL BLOQUEO USA A NUESTROS PUERTOS…

Todo lo demás así cosmético, de colores. Siempre que sea BORI vs BORI, eso sí hay que pelearlo alante porque los últimos serán los primeros.

Me recuerda a un programa de televisión lo más ameno Desafiando a los Genios. Damos vueltas y vueltas en marchas para terminar pidiendo misericordia al Congreso Ángel Guardián que se nos ríe en la cara.

Y vuelve… plebiscitos, elecciones financiadas por el amo. Oh, ese frente hay que lucharlo pero boicot productos procesados, malsanos y extraños, eso no, porque hay que respetar el criterio de cada uno pero no puedo vacunarme si no quiero, la mascarilla forzada pero nada tiene que ver el refresco que tampoco tributó.

Walter Mercado, otro damallero, hablaba de paz y amor.

Ya no comamos más odio

Encabuya y vuelve y tira

Si la patria es valor y sacrificio y allí donde esté el tesoro estará el corazón, ¿qué hacemos comiéndole al gringo?

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s