Prohibido callar ¡todos a Lares!

De momento, tanto pensar, hace que una se ahogue en un océano donde pululan pensamientos hasta el borde del manto de lo infinito.

  • Alternativas para desalinizar el agua
    Según el enlace compartido aquí, ni en cinco años, casi una quinta parte de la humanidad se ve sin acceso a agua potable. La nota comparte una de tantos esfuerzos científicos por asegurar agua limpia para todos, o para quien pueda pagar el producto https://phys.org/news/2017-04-graphene-sieve-seawater.html
  • Que si la ganadora se llama Negra
    Ahora recogerán la basura de María, se pondrán los techos…  arreglarán el salidero de Parcelas Vieques… la casa donde habita la reina cultural doña Raquel Ayala y Adelina su hermana Si la pichaera de un sistema sonara como una escopeta y se viera el babote de su caravana… bambulaé con guábara blanca ¿cómo se llama […]
  • Prohibido callar ¡todos a Lares!
    De momento, tanto pensar, hace que una se ahogue en un océano donde pululan pensamientos hasta el borde del manto de lo infinito. Nada es más abrumador, apresador, abrasador ni más aniquilador que el silencio. Camina un hombre por la orilla del río con su ganado. Va monte y corriente río arriba, buscando pasto recién […]

Nada es más abrumador, apresador, abrasador ni más aniquilador que el silencio.

Camina un hombre por la orilla del río con su ganado. Va monte y corriente río arriba, buscando pasto recién cortado. Si no se conjuró en palabras, no puede existir en el pensamiento, pero la pregunta es qué diferencia le hace al jíbaro, el reconocimiento nuestro o no de su existencia, en lo que conlleva su misión de cuidar por lo suyo.

En fin, y muy vagamente explicado de mi parte, la disyuntiva entre vivir y vivir para contarlo.

Llevo un diario en la Librería (“la Librería” es Librería Loíza, donde vivo hace ya dos años) y hoy, he preferido divagar aquí en el blog, que escribir el reporte que me toca de mis eventos del día. Y en ese diario apenas escribo tres o cuatro líneas.

Es la ventaja de saber accionar en mundos tan paralelos, o la malsana costumbre de seguir dejando lo más importante para más luego.

Como hoy. Hoy yo quería hacer algo muy importante en La Librería y no he podido. Y muy de seguro es por razones que están en mi control. No saben lo que me latigo mentalmente con eso.

Pero nada, aproveché y despejé otros espacios más cotidianos. Me consuelo conque ningún esfuerzo es en vano.

El estudiante Rodríguez, de Carolina, visita Librería Loíza para honrarnos con la Bandera de Lares

Algo así fue el día en que me llega este joven de Carolina. Ya me disponía yo a mi deporte favorito contar carros, cuando él se estaciona al cruzar y llega como el que viene a ver a su mamá… qué delicioso momento cuando los hijos se siguen acercando a su nido.

Y nada menos que a obsequiarme La Bandera de Nuestra Revolución

23 de septiembre de 1868 fue el día en que un pueblo alzó su voz contra un imperio.

Este año 2021 no debemos quedarnos.

Prohibido callar

¡Todos a Lares!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s