País sin cabulla

Decía un Don Cholito, o un don José Miguel Agrelot, encabuya y vuelve y tira. El comediante y mejor ser humano que plenamente viviera bien centrado en su creencia y en el ejemplo que su proceder imprimía en un pueblo y, cómo no, era parte integral de una escuela simpar de damas y caballeros de nuestros medios, como un don Luis Vigoreaux, padre, por supuesto, quien no hizo una carrera de su vida como fiestero sin control, sino como todo un monarca de nuestra televisión. Fuera de cualquier escándalo debatible o aparente, una figura paterna virtual para nuestros niños carentes de tal.

Ya que no se permite tener como figura páter a un don Pedro Albizu Campos, como quitarle a un pueblo su GPS para que termine comiéndose como el comején, o masque menos el plan del racista congreso.

Nos desahucian de nuestro suelo.

Hacen mota con la historia de nuestro pueblo. Se inventaron que descubrieron tierra habitada, se inventaron que acabaron con los taínos (que no son los taínos sino NOSOTROS MISMOS) se inventaron que abolieron al africano, nos cambiaron el nombre tantas veces que, ya no somos nigerianos, ni marroquíes, sino afropuertorriqueños, pero puertorriqueño es mezcla de Africano, Taínos y Español, pero afropuertorriqueño como nuevo carimbo. AFRODESCENDIENTE pero no AFRICANO.

Pero la Diáspora Africana en el mundo segregada en todas las escalas, desde balas, esclavitud, rodillas en tantas caras, hijas de África con sus hijas de nuevo desvalijadas como Adolfina Villanueva, que según me cuentan, se buscó la bala que la desahuciara porque, aparte de que Adolfina tenía un carácter de siete quenepas, la mujer como tal era de Piñones, no de Loíza. Y si ya venían diciéndole que se fuera, obvio que se busca lo que le pase.

Quiero aclarar que lo anterior viene no de mi parte, sino en general lo que he recibido como insumo de ciertos líderes y residentes nacidos en dicha costa. Solo cumplo con dejarlo plasmado, quizá en aras de una nota personal en la futilidad de todo en tantos sentidos.

Por supuesto que ante tales comentarios, rebato de inmediato e igualmente lo comparto: ¿Qué justifica una bala para un desahucio? Eso y el hecho del mito de que hay que ser de ningún sitio para justificarse en ninguna otra parte.

No tiene que justificarse la existencia para que tenga derecho a respetarse.

Había una vez unos reales héroes nacionales que la emprendían a fuerza, letra, puño y sangre, por los derechos humanos de un pueblo.

Derecho a vernos en nuestra televisión

Derecho a escucharnos en nuestra radio

Lo que hay al momento no son representativos de las mejores voces de nuestra generación. Eso es porque el congreso desde la invasión, controla nuestros medios de comunicación hasta los memes.

Sea el momento en que la sangre se busque.

Como don Abelardo nos declara, pueblo tirijala. Por más que traten no se nos va el DNA del dulce

Todos los frentes decían…

Menos Albizu, menos la penalidad de seguro social, menos lo que las compañías federadas no tributan, menos que el gobierno nacional no gobierna la nación, menos la Junta en pleno, menos el derecho que el congreso no tiene de definir a otra nación, sobre todo privándole de su DERECHO A NACIONALIZARSE, menos denunciar EL BLOQUEO USA A NUESTROS PUERTOS…

Todo lo demás así cosmético, de colores. Siempre que sea BORI vs BORI, eso sí hay que pelearlo alante porque los últimos serán los primeros.

Me recuerda a un programa de televisión lo más ameno Desafiando a los Genios. Damos vueltas y vueltas en marchas para terminar pidiendo misericordia al Congreso Ángel Guardián que se nos ríe en la cara.

Y vuelve… plebiscitos, elecciones financiadas por el amo. Oh, ese frente hay que lucharlo pero boicot productos procesados, malsanos y extraños, eso no, porque hay que respetar el criterio de cada uno pero no puedo vacunarme si no quiero, la mascarilla forzada pero nada tiene que ver el refresco que tampoco tributó.

Walter Mercado, otro damallero, hablaba de paz y amor.

Ya no comamos más odio

Encabuya y vuelve y tira

Si la patria es valor y sacrificio y allí donde esté el tesoro estará el corazón, ¿qué hacemos comiéndole al gringo?

Navidad cancelada menos la Cocakkkola

La Navidad está cancelada. Cero abrazos dice el de Organización Mundial de la Salud. En el Gran Día de Acuario, se empeñan en hacer del mundo uno asustado, enfermo y triste. Ahora que Madre grita Amor.

Podrán cancelar la navidad pero el Amor no.

Jamás podrán contra la fuerza de semilla en suelo fecundo, sus remedios nauseabundos, la gran rodilla en el cuello de la salud de un mundo ovejo. Reconectemos con los reales remedios. ¿Decimos que ampara la ciencia un fármaco? Pero no tienes derecho a cuestionarlos, contrario al ambiente de las clases de química de antaño, donde se preguntaba una hasta cómo era que la sal saltaba el agua, hasta llegar a la algebraica magia de cómo sus neutrones y protones de encadenan, lo que alguna bruja diría que la energía se mezcla y crea una nueva. Sinergia

La navidad la cancelarán pero no el abrazo que te voy a dar, abrazo lleno de sal, para tu agua.

Felicidades a todos los seres humanos cuyos ojos han topado con estos torpes versos, va la imagen, como en otros tiempos virtual el sexo, llega a un alma abierta, un abrazo corriendo.

Madre

En esta navidad y siempre, los invito a que lean el siguiente enlace: 100 razones para dejar el refresco

https://cosasdemara.wordpress.com/2020/05/07/100-razones-para-dejar-la-coca-cola/

Y estaremos la cortina mundial a ver quién se gana el título de la más abusadora.

CocaCola, disponible cerca del difunto prematuro. Cómo le tiemblan las manos por ese vaso.

Cómo tienen la osadía de criticar la marihuana. ¿A cuánto se extiende el encantamiento del poder mediático? Un pueblo bajo un conjur, un mundo completo.

Mascarilla sí, playa no, walmar sí, abrazo no, comprar sí, hablar no, cantar no, bailar no, expresarse…

No, no van a cancelarme. No mientras me quede sangre latiendo.

No hay ciencia detrás de ningún fármaco como no hay ley para el refresco y los dos matando.

A mí quieren despacharme de loca, ja, el republicano cristiano. Obvio que la matriz de la sumisión religiosa es crítica en este ciclo.

Pero Acuario hoy revive.

No habrá discurso plástico que anteponga La Nueva Era del Africano

Madre África sana y sane

Cocinita nueva en Librería Loíza

Detalle de mini cocina en Librería Loíza micro casa

Acá les comparto un detalle de la micrococinita que pusimos en Librería Loíza, o más bien en el microapartamento a la parte de atrás, que para mí es el frente.

Mucho que agradecer y más anécdotas que contar. Al paso se escapan como mariposas en el campo… de dormit en el piso a luchar con cuanta sabandija, de cuatro, dos y tres patas.

No hay suficiente café en este mundo. Gracias a todos los que nos ayudan en estos esfuerzos. ¡pronto terminamos el letrero!

EE.UU. Trump y Biden, lo mismo pero diferente. Stella Chinchilla Mora

Fuera gobierno abUSA

Caminante del Sur

Trump y Biden, lo mismo pero diferente. Eso son para mí, aunque con Biden el ambiente y los ddhh podrían tener un respiro y no se verá tanto fanatismo religioso en la política gringa (ambos con denuncias de mujeres por acoso sexual). Las políticas intervencionistas hacia el resto del mundo no cambiarán. Exactamente como se decía de Fabricio vs. CAQ, y estamos como estamos.

Ver la entrada original

Necesito mis fotos con la policía

Está linda la foto del policía dando un boleto de oración. Oremos por ese proselitismo, que lo hagan ley como la Cocakkkola aprobada en el WiC

Solo me pregunto cómo es que la iniciativa del agente Méndez es una excepción a la regla cuando debería ser la norma.

Hace unos años recibí una agresión por parte de un vecino en presencia de más de cinco testigos. El incidente ocurrió a eso de la una de la madrugada de un sábado, en las postrimerías de una actividad de la comunidad.

La manera en que el hombre me agredió fue la siguiente: me tomó por las muñecas de tal manera que las torció hasta llevarlas al suelo. Otra vecina intervino para evitar que mi rostro llegara al pavimento.

Llegué a mi casa desconsolada. Da la cosa que mi hijo mayor, que no está en la Isla, me llama. Me comunico con la caseta de seguridad y llamo a la policía. Se personan a mi residencia dos agentes, uno de ellos de apellido Encarnación, que me recomienda que radique una orden de protección por acoso.

Voy a tribunales y la jueza me dice que ese no es el procedimiento a seguir, “que los guardias están haciendo eso mucho”. Esa vista duró como cinco minutos y la jueza miró el reloj más que a mí.

Ahora quiero hacer una querella administrativa y, de hecho, si la jueza tiene conocimiento de que hay un volumen de casos en los que la policía orienta incorrectamente a la ciudadanía, ¿no le compete a ella misma ajusticiarse?

Escribo porque son muchas las veces en que mi experiencia personal no va a tono con ciertas imágenes. Solo por mi salud mental.

En otra ocasión, escalaron mi residencia, de día, mientras yo trabajaba. Solo se llevaron un Sony Bravia de 64 pulgadas. Voy al CIC y la dama que me atiende me pregunta el código postal del pueblo donde se ubica el CIC donde ella labora. Es que, como ella vive en otro pueblo, no ha podido aprenderse el código de memoria.

Le recité como ocho códigos postales y le dije que a lo menos ya sé que no cuento con que encuentren mi televisor, si no encuentran un zipcode.

Las veces y con el estilo que me sacan de la playa. Ya no, ya no voy a la playa. Ya entendí que la playa es pa los turistos. Yo me arrimo a cualquier rancho porque hay que seguir instrucciones.

En el caso del incidente de la agresión, luego encontré que la Policía apenas cierra el 2% de los casos de querellas administrativas. Oh, olvidé que días después del incidente de agresión, que me persono al cuartel a dar seguimiento a mi querella contra el vecino, el agente me dice que estaba por comunicarse conmigo para que le aclarara, porque al cuartel se personaron vecinos a decir que había sido yo la agresora.

Le digo al policía que qué lindo tres personas que me doblan en tamaño, tener tres días pa aprenderse un libreto. Le pregunto si le trajeron reporte médico versus el hecho de mi estado de nervios a las tantas del amanecer y a ver si quién llama a la policía por gusto.

Está linda la foto del policía dando un boleto de oración. Oremos porque lo hagan ley como la Cocakkkola aprobada en el WiC.

En otra ocasión fui presa por rebasar una verja y grabar con un celular. No me leyeron mis derechos ni me dieron resultados solicitados del caso.

En otra ocasión fui víctima de violencia doméstica. El policía que me llevó a mi casa, de camino, me acarició el pelo bien suave mientras decía: “bendito, tan bonita”

Pero me siento en cualquier esquina y lo que me vigilan. Es por mi bien. Hace poco hicimos un evento o una marca para recordar los 40 años del fatal desahucio a Adolfina Villanueva. A ese “evento” me llegó una mamá con su nena. Hasta el final de la carretera nos llegó una patrulla, cosas.
Pero en una reunión de comerciantes, una dueña de agencia habló de cómo se tuvo que quedar en su guagua dos horas metida en medio de un tiroteo que le vació una goma, que ella llamó a la policía y como a las dos horas llegaron. En la reunión el comandante le dice que cualquier cosa o pregunta, que para eso le dio el teléfono.

Ahora se arrodillan
A orar

Hubo una vez que yo iba tal a mi velocidad por el carril derecho. La patrulla (obvio, no sé en sí que es una patrulla pero yo detesto que “me carguen” en la carretera) así que, por reflejo, dejo ir el acelerador sin meter freno. Ese vehículo por poco aterriza en mi techo de la frená que dio. Cuando se me va por el lado, que yo veo que es una patrulla, lo que no vi fue mi marbete de hace diez días vencido. Estoy en el cuchillo hacia Obras Públicas pero yo no salí a buscar marbete ninguno.

En menos de lo que el oficial me dijo buenas tardes su licencia, ya su compañero me estaba desatornillando mi tablilla de veteranos. No la dejaron en Carolina, que estaba ahí al lado.
Tuve que jalar de Loiza hasta Bayamón. Y mi asunto para aquél tiempo o según me dijeron, era solo los miércoles. En fin, que no me dieron mi tablilla, me sacaron un número nuevo.

No tengo fotos de eso.

No tome cokkkacola, no le coma ni butifarras al yanki amerikkkanos.

El movimiento de la reacción

que le pusieron una bolsa plástica en la cabeza al menor ya esposado :/ lo vi en los video feeds de FB, bajo NOWTHIS.  Y abundan esos videos.

Si se tratara de imágenes. Eso sí me retuerce la tripa, que reaccionemos a lo que vemos y no a lo que está ocurriendo.

La brutalidad policial no es un asunto de ahora, ni las innumerables, macabras, inhumanas o, por toda obra, barbáricas obras del sistema blanco, ameritarían diez veces mil murales de recordación, y creo que me quedo corta.

Ma’afa subsiste.

Lo más que ha atacado la mutante raza blanca (por eso ellos destilan odio Y NOSOTROS DESTILAMOS AMOR y esa es la real lucha) son las estructuras económicas paralelas. El solo suspirar de AFRICAN NATION.

Ocurre que ELLOS SON LA MINORÍA pero como son DUEÑOS DEL ODIO Y DE LA MENTIRA, se adueñaron de los libros de historia, y de las piezas arqueológicas, nos dijeron que ellos se encargaban mejor, porque mira lo dice aquí: mira la imagen.

Y así lo han hecho todo, por puro simbolismo. Pero como están locos, dementes, adictos, y realmente NO SABEN LO QUE HACEN NINGUNO, están loquitos todos desde Bill Gates y su madre, ¿Trump? Las corporaciones
,las innombrables qué cosa, de esas no se hable. Esas matan por montones -Ma’afa- más en las comunidades hijas de África, donde sea en el mundo.

Ese macro no apunta a un evento aislado.

El mutis y la inercia de un Vaticano que ya a punto santifica la Pederastía.

Esa imagen magnífica.

No hablar de eso, sabiendo, optar por el carácter micro de lo que es un real ininterrumpido ataque a nuestra raza África, versus la realidad del Todo, en mi mundo es ser cómplice.

¿Por qué bloquearon a Haití? Porque es Negra y Libre.

Su mayor amenaza es la economía paralela, que conformaría ciudades paralelas, amparadas en posesión de terrenos.

El hecho de que estos son “asuntos” o “issues”, de mera conversación, sino temas que resuelven con un control de comarcas, basado en redes de relaciones económicas. Nos salvó antes, nos salva ahora.  Nunca debimos haber salido.

Detrimental para el negro ampararse en el sistema del no negro. Eso incluye muy particularmente la religión y la iglesia.

¿Cómo podemos reclamar herencia si desconocemos nuestra literal historia?

Como que no somos hijos de seres que fueron esclavizados.

Eso no es cierto.

No somos hijos de seres que fueron esclavizados.

Somos hijos e hijas de reyes y de reinas. Somos la sangre de lo mejor de Ghana y de Nigeria.

No somos hijos de seres que fueron esclavizados.

Somos hijos de reyes y de reinas. Somos hijas de lo mejor de África.

Eso por un lado y el dinero no existe porque ya te dije que el blanco miente y miente en todo. Gobierno, elecciones, un circo pa que pise el carro bien duro y grite.

Pero lo que te comiste, lo que bebimos, se hizo uno con nosotros. Y esa es la religión que trae el blanco, come mentira y de sus frutos hablamos

en menor tono, boicot

somos nosotros los dueños

Nuestras manos son tesoro

Somos el capital

mirémonos y contratémonos a trabajar

Hire yourself

por la caída del dólar, oremos al no pederasta párroco

que salga del closet la religión

que sinceramente amemos nuestros cuerpos

¿cómo come cheque en blanco?

Velatorio don Guillermo de la Paz

Guillermo de la Paz fue recordado por sus correligionarios como “un hombre imprescindible”

Líderes gremiales, representantes de movimientos independentistas, socialistas, organizaciones comunitarias, amigos, vecinos y familia, compartieron esta noche unas notas de duelo para decirle un final adiós a Guillermo de la Paz Vélez, por su partida física.

La Funeraria Ehret de Cupey y su personal recibieron el inmerecido honor de ser parte de la historia de un pueblo, de ver cómo culmina un capítulo en la historia de la lucha por el sindicalismo.

Si ha sido duro este año para el movimiento de país con la reciente partida de un Rafael Cancel, la pérdida física de don Guillermo Vélez, cae como ese puñal que de vuelta tras penetrar en la piel.

Guillermo de la Paz tenía 78 años y una vida entera de lucha y compromiso con su familia y con su pueblo.

“Nadie es erróneo. La vida nos ha cambiado, nos ha tocado estar aquí, hay cosas que están cambiando… hay tiempo de reír y tiempo de llorar, y este es tiempo de llorar”, dijo una vecina de don Guillermo, quien narró cómo en una ocasión “se cayó mi mamá, y quien la levantó fue don Guillo”.

“Creo que tenemos poco tiempo para decir todas las cosas que se pueden decir de don Guillermo de la Paz. El proceso de transformación que es la muerte… es al final del camino aun cuando algunos no comparten la creencia religiosa, el pensar de un ser todopoderoso. Otros piensan que somos materia, como sea uno piensa en la vida hay que ser buen ser humano.

Esa energía que nos deja Guillermo seguirá presente en nuestras vidas, como buenos cristianos y como buenos seres humanos aunque no obedezcan a fe”, manifestó en su turno de duelo el Frente Socialista.

Las circunstancias impuestas por la creada pandemia, impidieron a la familia hacer de este evento uno multitudinario como mandaba la pérdida de un ser de la talla y el calibre de don Guillermo de la Paz, “Guillo”, como algunos privilegiados amigos tenían el honor de llamarlo.

“Tranquilidad y paz es lo que deseamos para su familia. Tendremos a Guillo siempre presente en nuestros corazones”.

“Hace una semana hablé con Guillo. Me preguntaba de cómo iban los acuerdos de convenio de la Pepsi y la CocaKKKola. Siempre quería estar al tanto de los adelantos del movimiento obrero”, dijo por su parte José Rodríguez, del Movimiento Solidario Sindical.

En representación del Partido Independentista Puertorriqueño, habló Adrián González: “El recuerdo que tenemos de Guillermo es siempre diciendo presente y solidario con las causas… Lluvia, de día, de noche, allí estaba Guillermo… una pérdida irreparable… que su energía siga fluyendo entre nosotros”.

Siguió el turno a Jocelyn Velázquez de Jornada Se Acabaron las Promesas: “Guillermo era de esos hombres que construyó el sindicalismo. Toda su vida fue una vocación admirable. Tanto… siempre destacaba cómo no había que dejarse llevar de la propaganda amerikkkana”.

Aparte de un ser solidario, su lema favorito era vivir la vida a su manera
(Foto por Sra. Placeres)

Una de las hijas y también activista, Raquel de la Paz, pidió turno para hablar: “Quiero hablar ahora. Quiero saludar a todos los compañeros de papi. Él donde veía cualquier cosa, se daba su vuelta, algo pasaba, ahí estaba papi… era un socialista social. Mucho que luchó cuando el gasoducto”, relató entre otras anécdotas la progenitora con gran aplomo y en presencia de un nutrido núcleo familiar, aparte de los correligionarios.

Raquel concluyó su alocución con un poema que le enseñara su padre: “Pa aprender a defenderse nunca fuimos a la escuela. Aunque el toro tenga cuernos, el gallo también tiene espuelas”.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

“De parte de mi padre, un abrazo”, Raquel de la Paz.

Entre los asistentes a distancia, incluimos las expresiones de Liliana Laboy:

“Me hubiera gustado tanto despedirme. Guillermo fue mi guía cuando yo comenzaba en el sindicalismo. Estuvimos trabajando juntos en el CAOS y todas las luchas contra la privatización de la telefónica. Su compromiso con la lucha fue profundo. Igualmente era su compromiso con la vedad y la integridad así como con la lealtad hacia los y las camaradas. Hay una anécdota que no voy a contar ahora pero que fue un ejemplo de su integridad revolucionaria ante el abuso de poder de un conocido ”líder obrero”. Guillermo era así. Por eso se ganó no sólo el cariño, sino también y sobre todo, el respeto de quienes tuvimos el privilegio de trabajar junto a él.

Hasta siempre, y gracias por tu ejemplo. Nuestros respetos a toda su bendecida familia y a los que bien le quisieron.

Foto usada sin permiso. No es de nuestra autoría. Larga vida a Guillo.