Ver “¿Por qué insistimos en ocultar a Afrika?” en YouTube

Librería Loíza, El Mamey, Borinken- (reporte de labores)

Aparte de lo que se ha convertido ya en rutinas y faenas diarias obligadas (refranes internos me dicen que barrer no cuenta, por ejemplo, porque barrer es como bañarse, como comer, parte de salir el Sol, hay que correr con eso.

Como se corre con el hecho de cuidar la vegetación y, que si agradezco que como bien me confirman, a mi gente le corre sangre verde. Ya en ninguna sangre roja confío -ni perro ni humano, sea pitbull o de la raza de quien esté al mando, o rezando…

“Paso por la Librería a cada rato y la veo cerrada”, es la daga de quien me motiva con tal bolita de estiércol… lo que realmente quiere decirme es que yo no soy meritoria de una llamada que me avise que tiene pensado echarme un ojo…

Pero vaya por la recua de neumáticos loiceños y dizque hermanos que, de a cada ratón con queso, “los veo pasar” como la canción de Monge, Yolandita, y lo que se hacen el cuello de galleta por no verme ni comiendo en el Balcón/Tarima Adolfina Villanueva, nombre que no nos dieron dinero para ponerlo, ni 70 mil que con lo que le cambiaron el nombre a la Plaza de Loíza, otra jincha desarraigada, les colonizó en su cara un rancho para la Patria.

¿cómo se atreve esta a hacer un bien sola? Mátenla, mátenla de pichaera…

Había una vez a una mujer le dio con hacer una Librería para una comunidad de Loíza con el último dinero que tenía.

Mientras se empeñaba en esto, no solo le llenaron de mierda humana y el balcón de rumores no ciertos, sino que se las tuvo que ver con el látigo que le mandaron las patitas de las cucarachas, pasándole por el codo mientras ella dormía encima de un colchón en el piso, o haciendo cuántas veces desnuda la danza de los mosquitos, o su favorita: el alacrán que volvió y me picó.

Hay una teoría de que Mansa Musa tuvo la culpa de que, al paso llegaran los portugueses con su cuento de seguridad por esclavitud. Creo que tiene que haber algo de cierto en eso porque, como el blanco se entere de algo bueno que hiciera cualquier negro, si se le acerca es para darle las gracias y robárselo.

Preventa cuento infantil sobre Adolfina Villanueva

Con el propósito de marcar los 40 años de cero justicia para Adolfina Villanueva, anuncio la creación de nuestro primer libro ilustrado, para la historia y nuestra grey infantil, recabando en el asesinato por sistema de Adolfina Villanueva, baleada un 6 de febrero de 1980, sin machete que la defendiera.

Una porción de los fondos se destinará a la Primera Beca Adolfina Villanueva, para niñas, niños y jóvenes loiceños, que deseen despuntar en las artes, en particular, el periodismo.

El libro de tema recio pero intencionado a que los niños reciban algo de nuestra historia como pueblo, presenta más de diez ilustraciones creadas y coloreadas por su autora, Mara Clemente.

La Beca Adolfina Villanueva es una iniciativa de La Cacica Cimarrona y Librería Loíza. Fecha de publicación 14 de septiembre. Precio de preventa $15. Precio regular $20. Favor de anotar “preventa Adolfina” con su monto. Enlace para compras y donativos: http://www.paypal.me/loiza

Gracias por compartir este esfuerzo por preservar nuestra memoria colectiva.

Abrazos de parte de Mara Clemente

Preventa libro infantil “Adolfina era buena”

32-50 páginas, 13 ilustraciones originales, bibliografía y material de referencia para futuros investigadores. Adquiera copias para sus hijos y sus nietos. 20% de lo recaudado profondos Primera Beca Adolfina Villanueva, para estudiantes y jóvenes loiceños interesados en el cultivo del periodismo o las artes literarias en general, con énfasis en la investigación histórica. http://www.paypal.me/loiza

La autora e ilustradora Mara Clemente con su portada de “Soy Feliz con mi Nariz”, Editorial La Cacica Cimarrona, respalde aquí
imágenes alteradas de su origimal