Ver “¿Por qué insistimos en ocultar a Afrika?” en YouTube

Librería Loíza, El Mamey, Borinken- (reporte de labores)

Aparte de lo que se ha convertido ya en rutinas y faenas diarias obligadas (refranes internos me dicen que barrer no cuenta, por ejemplo, porque barrer es como bañarse, como comer, parte de salir el Sol, hay que correr con eso.

Como se corre con el hecho de cuidar la vegetación y, que si agradezco que como bien me confirman, a mi gente le corre sangre verde. Ya en ninguna sangre roja confío -ni perro ni humano, sea pitbull o de la raza de quien esté al mando, o rezando…

“Paso por la Librería a cada rato y la veo cerrada”, es la daga de quien me motiva con tal bolita de estiércol… lo que realmente quiere decirme es que yo no soy meritoria de una llamada que me avise que tiene pensado echarme un ojo…

Pero vaya por la recua de neumáticos loiceños y dizque hermanos que, de a cada ratón con queso, “los veo pasar” como la canción de Monge, Yolandita, y lo que se hacen el cuello de galleta por no verme ni comiendo en el Balcón/Tarima Adolfina Villanueva, nombre que no nos dieron dinero para ponerlo, ni 70 mil que con lo que le cambiaron el nombre a la Plaza de Loíza, otra jincha desarraigada, les colonizó en su cara un rancho para la Patria.

¿cómo se atreve esta a hacer un bien sola? Mátenla, mátenla de pichaera…

Había una vez a una mujer le dio con hacer una Librería para una comunidad de Loíza con el último dinero que tenía.

Mientras se empeñaba en esto, no solo le llenaron de mierda humana y el balcón de rumores no ciertos, sino que se las tuvo que ver con el látigo que le mandaron las patitas de las cucarachas, pasándole por el codo mientras ella dormía encima de un colchón en el piso, o haciendo cuántas veces desnuda la danza de los mosquitos, o su favorita: el alacrán que volvió y me picó.

Hay una teoría de que Mansa Musa tuvo la culpa de que, al paso llegaran los portugueses con su cuento de seguridad por esclavitud. Creo que tiene que haber algo de cierto en eso porque, como el blanco se entere de algo bueno que hiciera cualquier negro, si se le acerca es para darle las gracias y robárselo.

Me da náusea el imperialismo amerikkano, el congreso me es vomitivo

…para luego preguntarse que si la salud mental o si he pensado en matarme…

Eso se puede hablar, del suicidio. Como si hablarlo me hiciese sentirme mejor versus hablar del hecho de cómo es que yo nazco en Borinquen con un carimbo gringo, un asunto que deriva cada frente patrio (en primer orden el agrícola y educativo) para luego mandarnos conque “hay que pelear todos los frentes” cuando es uno solo: QUE NOS DESTRIPAN DE NUESTROS DERECHOS PORQUE NO NOS PERMITEN NACER DE NACIMIENTO BORINQUEÑO porque avala al punto de que no hay derecho a seguirnos SOMETIENDO A UNA ESCLAVITUD COMO COLECTIVO UNIDO POR SANGRE, HISTORIA, COMIDA, EXPERIENCIA Y LOCALIDAD ARCHIPIÉLAGO DEFINIDO.

¿que cómo es que se apañan NUESTROS PUERTOS Y ESO NO NUNCA NADA NO ES TITULAR NI A NADIE LE INCOMODA que decidan lo que nos vamos a echar por la boca, para luego ELLOS MANDARNOS LAS MEDICINAS

TE DIGO
salud mental

Que no tenemos papeles en nuestro suelo.

La pregunta es porqué

La respuesta es racismo

La pregunta es con qué derecho se antepone una mentalidad enferma y extranjera en nuestro suelo a cuenta de una friolera de PROMESAS incumplidas.

Y todavía somos tan nobles, que les damos crédito y culpamos a los nuestros primeros.

No, no son los yankis los que nos están jodiendo. Son los que los yankis pusieron

Gobierno marioneto.

Vomito.

Mi cara cuando me hablan de lo mucho que nos ha ayudado a los borinqueños el yanki amerikkkano.

“Las iguanas de palo son mejores que los yankis amerikkkanos porque por lo menos las iguanas de palo pueden comerse

Receta para dormir: píldora musical de Mamá África

Dormir es un verbo activo.

Las más grandes ideas vienen del mundo de los sueños. Soñar eleva el sistema inmune. En tantas formas soñar nos fortalece.

La música es el mejor aliciente para todo. Si queremos activarnos, nada como música movida: salsa, bomba, plena y rumba, por supuesto. Sobre todo en estos locos tiempos, reconectarse con el ser es vital y mandatorio.

Así que las dejo, ya me paso de mi hora. Que Madre nos acompañe y nos ayude a recordar nuestros sueños.

Música África para soñar.