El Papa me la masca con su hipocresía altrusiana

el Vaticano avala la esclavitud hasta este Dios Sol

su imagen me raspa el metal

Albizu se quedó esperando que el Vaticano le contestara sobre la esclavitud que bajo la colonia sufrimos los borinqueños

El Vaticano en Roma no paga luz ni agua

¿Por qué la Iglesia Católica no le permite a sus sacerdotes casarse? Porque así la iglesia sola hereda.

Algo que predicaron de POSESIONES EN LA TIERRA

Adolfina Villanueva le debe en parte al.Cardenal Aponte, haber perdido la vida por el.delito que comete la negra de OCUPAR ESPACIO Y RANCHO

¿Predica la iglesia en contra del imperialismo?

Milagro que El.Vaticano no tiene un asiento en la ONU primero que Washington y Puerto Rico.

¿Sabías que el Papa es además MONARCA?

“…lo llamarán bueno”

Como sea, primero te nombran un papagay que un papanegro

#BoicotUSA por los ciclos de los ciclos

Vista judicial mañana 24 de febrero: José “Palanca” Santiago PLAYAS PAL PUEBLO

El activista y ambientalista, José “Palanca” Santiago, quien hace poco más de un año destacara en la lucha por un litoral costero de libre acceso en Carolina, está citado a vista judicial mañana 24 de febrero, so pena de desacato. La vista está pautada en el Tribunal de Carolina.

José Santiago cobró cierta notoriedad pública en momentos en que Playas Pal Pueblo como lucha de país, enfrentó su última estocada de parte de las autoridades gubernamentales que se encargaron de vender como un triunfo lo que resultó una expropiación.

Palanca enfrenta entre otros, cargos por rebasar los linderos de una propiedad privada justo en la zona costera entre cierto hotel y el Balneario de Isla Verde, que equivale a decir que la ley es la trampa porque LAS PLAYAS SON DEL PUEBLO.

Se convoca por este medio, no solo a la prensa que se precie de informar y que tenga los recursos (difícil combinación) sino a toda aquella persona, todo aquel ser humano, amante de la defensa del derecho nacional al uso y disfrute de sus suelos, a que se den cita en un acto pacífico de solidaridad con el compañero de lucha José Santiago.

Nos enseña el Maestro don Pedro Albizu Campos que “la derrota de un borinqueño sobre otro borinqueño, es el triunfo del imperio”, o algo así decía pero el punto es, si pueden llegar, se agradece.

Ya pesa fianza sobre Palanca, como marcarnos tres veces. Estas son las luchas de pueblo que dicen de qué madera estamos hechos.

10 a.m.

Tribunal de Carolina

24 de febrero

¡Despierta Pueblo! ¡hieren a un hermano nuestro!

¡comparte y forma parte!

Parte de la citación de José Santiago para el 24 de febrero de 2021

Yanki gojón

Nadie le pidió a Estados Unidos que invadiera a Puerto Rico, ni que amenazara al gobierno español con tal que rindiera sus colonias.

¿Cómo es que no se honra en Borinquen La Carta Autonómica? ¡ya andábamos hacia una soberanía!

Velatorio don Guillermo de la Paz

Guillermo de la Paz fue recordado por sus correligionarios como “un hombre imprescindible”

Líderes gremiales, representantes de movimientos independentistas, socialistas, organizaciones comunitarias, amigos, vecinos y familia, compartieron esta noche unas notas de duelo para decirle un final adiós a Guillermo de la Paz Vélez, por su partida física.

La Funeraria Ehret de Cupey y su personal recibieron el inmerecido honor de ser parte de la historia de un pueblo, de ver cómo culmina un capítulo en la historia de la lucha por el sindicalismo.

Si ha sido duro este año para el movimiento de país con la reciente partida de un Rafael Cancel, la pérdida física de don Guillermo Vélez, cae como ese puñal que de vuelta tras penetrar en la piel.

Guillermo de la Paz tenía 78 años y una vida entera de lucha y compromiso con su familia y con su pueblo.

“Nadie es erróneo. La vida nos ha cambiado, nos ha tocado estar aquí, hay cosas que están cambiando… hay tiempo de reír y tiempo de llorar, y este es tiempo de llorar”, dijo una vecina de don Guillermo, quien narró cómo en una ocasión “se cayó mi mamá, y quien la levantó fue don Guillo”.

“Creo que tenemos poco tiempo para decir todas las cosas que se pueden decir de don Guillermo de la Paz. El proceso de transformación que es la muerte… es al final del camino aun cuando algunos no comparten la creencia religiosa, el pensar de un ser todopoderoso. Otros piensan que somos materia, como sea uno piensa en la vida hay que ser buen ser humano.

Esa energía que nos deja Guillermo seguirá presente en nuestras vidas, como buenos cristianos y como buenos seres humanos aunque no obedezcan a fe”, manifestó en su turno de duelo el Frente Socialista.

Las circunstancias impuestas por la creada pandemia, impidieron a la familia hacer de este evento uno multitudinario como mandaba la pérdida de un ser de la talla y el calibre de don Guillermo de la Paz, “Guillo”, como algunos privilegiados amigos tenían el honor de llamarlo.

“Tranquilidad y paz es lo que deseamos para su familia. Tendremos a Guillo siempre presente en nuestros corazones”.

“Hace una semana hablé con Guillo. Me preguntaba de cómo iban los acuerdos de convenio de la Pepsi y la CocaKKKola. Siempre quería estar al tanto de los adelantos del movimiento obrero”, dijo por su parte José Rodríguez, del Movimiento Solidario Sindical.

En representación del Partido Independentista Puertorriqueño, habló Adrián González: “El recuerdo que tenemos de Guillermo es siempre diciendo presente y solidario con las causas… Lluvia, de día, de noche, allí estaba Guillermo… una pérdida irreparable… que su energía siga fluyendo entre nosotros”.

Siguió el turno a Jocelyn Velázquez de Jornada Se Acabaron las Promesas: “Guillermo era de esos hombres que construyó el sindicalismo. Toda su vida fue una vocación admirable. Tanto… siempre destacaba cómo no había que dejarse llevar de la propaganda amerikkkana”.

Aparte de un ser solidario, su lema favorito era vivir la vida a su manera
(Foto por Sra. Placeres)

Una de las hijas y también activista, Raquel de la Paz, pidió turno para hablar: “Quiero hablar ahora. Quiero saludar a todos los compañeros de papi. Él donde veía cualquier cosa, se daba su vuelta, algo pasaba, ahí estaba papi… era un socialista social. Mucho que luchó cuando el gasoducto”, relató entre otras anécdotas la progenitora con gran aplomo y en presencia de un nutrido núcleo familiar, aparte de los correligionarios.

Raquel concluyó su alocución con un poema que le enseñara su padre: “Pa aprender a defenderse nunca fuimos a la escuela. Aunque el toro tenga cuernos, el gallo también tiene espuelas”.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

“De parte de mi padre, un abrazo”, Raquel de la Paz.

Entre los asistentes a distancia, incluimos las expresiones de Liliana Laboy:

“Me hubiera gustado tanto despedirme. Guillermo fue mi guía cuando yo comenzaba en el sindicalismo. Estuvimos trabajando juntos en el CAOS y todas las luchas contra la privatización de la telefónica. Su compromiso con la lucha fue profundo. Igualmente era su compromiso con la vedad y la integridad así como con la lealtad hacia los y las camaradas. Hay una anécdota que no voy a contar ahora pero que fue un ejemplo de su integridad revolucionaria ante el abuso de poder de un conocido ”líder obrero”. Guillermo era así. Por eso se ganó no sólo el cariño, sino también y sobre todo, el respeto de quienes tuvimos el privilegio de trabajar junto a él.

Hasta siempre, y gracias por tu ejemplo. Nuestros respetos a toda su bendecida familia y a los que bien le quisieron.

Foto usada sin permiso. No es de nuestra autoría. Larga vida a Guillo.

Descarga en tiempos de COVID

Lástima que tuviese que llegar una crisis creada de la magnitud sin precedentes del COVID, para que la humanidad se interesara en nada la locura que representa vivir en el disfrute de la salud y la libertad plena, ambas no contradictorias y de igual forma, parte de nuestro gran listado de derechos humanos.

Un titular para captar, otra lástima, porque no se trata de vivir en medio de una pandemia, sino de vivir, de la libertad no virtual sino real, la que se siente en las apretadas venas. No el abrazo a distancia que no llega al corazón que poco asemeja la forma comercializada, sino el que nos palpita sangre, furia, amor, fuego, espíritu y pasión.

Como el petróleo, sangre que robamos a Madre misma.

Pero el detalle particular, dentro de esta coyuntura actual de “pandemia”, en que todavía es la hora que se quema el Planeta por lo que a diario consumimos, y esos mismos venenos (el comercio) nos obligan a ver la enfermedad como natural, eso hizo el capitalismo. Hoy se sella ese terrible mito. Y como igual es verdad que la mente, nuestro convencimiento es la realidad, pues según nuestra fe se hizo, para todos los efectos.

¿Cómo puedo decir esto?

Hablemos de números, porque la Coca-Cola arrasa con ocho millones de seres humanos al año, por ejemplo.  ¿Se puede hablar de ciencia un momento? A mí me encanta la ciencia, el asunto ese del “método científico”, comprobar las hipótesis y los teoremas, desgajar las cebollas. Una amiga me llama Street Fighter, me encanta pero la realidad es que nuestro mundo no corre con gasolina ni con dinero sino con historias. Todo un puro cuento donde solo la Música, el Abrazo, la Comida que sana y alimenta y el buen Sexo son necesarios. Nada más, y que no nos falte Agua limpia por favor, obvio. O sea, eso es todo, acceso a los recursos de la Madre y los espacios colectivos del Planeta… Derecho a educación…

O sea, ¿qué es un derecho? A ver si puedo hacerlo sin buscar.  Hace un precioso día. Parece que hoy no taladran.  Ahora mismo deslizo un bolígrafo de tinta azul por las líneas azules de una pequeña libreta de las que ya no usa mi hija.  Por lo menos todavía usamos papel y lápiz. Aleluya y Salamaya.

Parte del manuscrito del post de hoy. Vivan el papel y el bolígrafo.

Al fondo, escucho un particular especial personal que a cada rato me tiro en mi vidita.  En esta ocasión, le toca una hora a Putumayo World Music, no sé qué edición pero música internacional porque nada como la música para conocer sobre la diversidad de los pueblos por un lado y para entender por el otro, que todos sufrimos los mismos abusos, orquestados ya de un tiempo a nivel mundial, por los mismos, y de cualquier forma por eternas estratas sociales y económicas.

El dinero paga la imprenta. La historia pertenece al que la escribe.

¿Ha escrito el pueblo de la diáspora mundial que es África, su historia, o la han escrito tantos consorcios blancos hegemónicos “por orden divino”, porque la Biblia que ellos mandaron a imprimir lo dijo? Era en el huerto del Edén el neocolonialismo.

La misma línea de pensamiento rige nuestra consumo desmedido de alimentos plastificados, medicamentos, y ahora guantes y mascarillas:

“PORQUE YO LO DIGO”

Pero regresemos al tema de la mascarilla y el método científico. Bueno, se me quedó la definición de derecho, es que la brisa está tan rica, el Sol brilla tan fuerte, la música está tan buena (ahora toca pop francés) que yo no quisiera decirle a nadie más nada. Pero recuerdo cuánto me ha ayudado lo que tantos otros han escrito y se me pasa, o cuando el deber es derecho.

Amo las letras y la verdad, la expresión ante todo, pero no soy jurídica. Sí hago traducciones de corte, por si saben de alguien que interese el servicio. Siempre en las traducciones se aprende algo… En todo lo que se lea, poco a poco lo que bien se aprende difícil se despega.

Derecho, como mejor puede definirse es “herencia”. Equivale a indicar lo que te toca del todo, tu parte y tu silla para que accedas en igualdad de condiciones, a lo que se sirva en la mesa. Tu parte en el disfrute de algo que pertenece a todos.

El Planeta es la mesa. Ese algo que ya no hablamos es Madre Tierra.

Por eso los derechos humanos son derechos naturales, parten de la premisa de que somos Hijos de Madre Tierra, o como reza la cita bíblica: “porque del polvo venimos y al polvo vamos”. Qué pobre traducción cuando lo más correcto es Tierra.

Si venimos de la Tierra, somos Hijas de la (Madre) Tierra, o Hijas de Madre.

De ahí parte la idea de las Tribus Indígenas del Mundo. La premisa base es que el derecho natural rebasa cualquier ley escrita por la mano del hombre (en especial el hombre).

Así, el derecho al disfrute pleno de la vida es un derecho natural. Eso incluye las decisiones particulares que optemos tomar en pos del disfrute de esa vida mientras la tengamos.  Este derecho reconoce que, así como el colectivo tiene unas necesidades y derechos de convivencia particulares, el impulso vital de cada individuo dentro de ese colectivo, igual requiere de estructuras que faciliten su disfruten o la consecución de sus sueños.  Esto no puede ser tronchado a menos que represente un peligro para el colectivo, para la humanidad, o para sí mismo.

(Ahora Putumayo toca samba mazucamba, o algo así se oye, una salsita bien de orillita, súper sabrosa).

Me encanta este día y el hecho de que el Sol alumbra y mi bolígrafo ni necesita luz solar ni baterías.

Me encanta este día y el hecho de que mi bolígrafo no necesita luz solar ni baterías.

En lo de Playas pal Pueblo cuando fui presa, lo más que pedí fue papel y lápiz, no me dejaron ni los gabetes de las tenis, ni almuerzo (a no ser por Yolanda Álvarez Pizarro, ni como de 8am a 5pm) pero nada, solo para que conste en algún lado. Un ejemplo de cómo opera nuestro sistema (de derecho).

¿Se justifica el uso obligado de la mascarilla desde la perspectiva salubrista, si no en derecho?

Vamos al asunto de la mascarilla ante el método científico, o cualquier cosa que haya sugerido el gobierno del país que fuese (NWO).

Se supone que el método científico sea la base de la estructura analítica de todo oficial, entidad o licenciado para ofrecer servicios de salud.

En términos generales, los resultados del resto de estudio no aleatorizados reforzaron estos resultados, mostrando incluso diferencias significativas entre usar o no usar mascarillas. Con estos datos los autores de la revisión concluyeron que el uso de la mascarilla puede tener un efecto muy pequeño en la reducción de la transmisión comunitaria de virus respiratorios por lo que, sumado a aspectos como el poco cumplimiento de estas medidas, no apoya el uso generalizado de mascarillas.

https://es.cochrane.org/es/¿está-ejustifice-el-uso-generalizado-de-mascarillas-para-evitar-la-transmisión-comunitaria-del

El enlace arriba somete la mascarilla a un riguroso método científico, reportando que su uso reduce la posibilidad de contagio en un promedio de 6%

¿Ya puedo irme a disfrutar este Sol, Mamá? ¿me dices esta noche que por lo menos sembré un granito?