Bendito sea la madre del Día de las Madres

Bendito sea el día en que al mundo le toca describir lo que ha sido la experiencia de nadie ni como hija ni como madre.

Bendita sea la madre de las expectativas y de los roles que todos le imponen al resto y cumple nadie.

Bendita sea la madre de las palabras que marchitan el alma y sacar a la madre de la cocina una vez al año (no hace daño). Bendita sea la madre de la Junta de control fiscal que ahora se cuela como redentora de la mujer. Ahora arresulta que la Junta nos saca la esclavitud del closet pero no importa porque nos alivia de lo que nos hace.

Bendita sea la madre del síndrome de Estocolmo que ahoga a los colectivos antocolonialistos, sarcásticos en prometer cambio de gobierno colono.

Bendita sea la madre del gobierno colonial que no manda un soberano divino y sea la hora en que no le crecen pantalones a ninguno para cantarle a esta legión de advenedizos.

Aka- bendita sea la madre del imperio gringo, ahora escudado tras la junta, sin blancanegra que deje de editar vendettas y se la monte de una vez al bloqueo que en Borinquen tiene USA.

Bendita sea la madre del día de la abolición que nunca fue, la que el circuito académico como sea celebra porque, el punto es ese, precisamente ese, baile y botella, agradezca, coma y beba.

La Bomba la bailas así pero no con esa cosa.

Por lo demás, hay madres que han sido unas buenas soberanas. Esas deberíamos tener un día aparte, que sea El Día de las Desahuciadas Maléficas, o algo.

Por último, bendita sea la madre del saludo genérico y bendita la madre del que me vuelva a preguntar cómo está el local de La Librería, sin jamás haberse molestado en visitarla, ni porque le pase por el lado cada día.

(Librería Loíza es el Primer Centro Comunitario Panafricano, ubicado en PR-187 km 21.5, El Mamey Borinken)

Librería Loíza ofrece servicios de resumé, orientación empresarial y consejería. Gracias por su donativo a http://www.paypal.me/loiza

Mi opinión sobre Words with Friends

Me encanta el juego de Scrabble como tal porque, soy muy suspicaz de por sí a cualquier clase de juego, como decir, se me hace muy difícil quedarme dormida, como igual difícil se me olvidan ciertas cosas, ciertas historias. Los nombres se me van con los Panchos, pero hay cierta historia en ciertas palabras. Otras se me pegan por piloto automático.

Eso me sienta de maravillas con el juego de Scrabble. No es un juego de estar muy dormido.

Entonces, porque en mi caso, mi experiencia con Scrabble se remonta a mis años desde antes de casarme oficialmente por primera vez. O sea, jugar Scrabble de cuando se escribía la letra en el cuadrito de madera para tomarlo con la mano y ponerlo en el tablero. No para ponerlo con un botón.

Como fuese, cuando yo empecé a jugar Scrabble por internet, era en una página que se llamaba http://www.isc.ro

Esa página todavía existe. Es liviana y no requiere información personal. Tiene sala de chat personal y público, moderadores y demás.

Yo, estando casada, veía el Sol salir jugando en esa página. Ni el marido viendo porno a escondía de la mujer.

Lástima que isc.ro no tuviese versión de celular o androide porque es la única razón por la que, al paso de la tecnología, me topo con Word With Friends, una aplicación con multitud de mundos paralelos, a cambio de la generosidad de los anunciantes.

Es que estoy jugando ahora y ellos siguen tirándome la promo de que les haga o les comparta mi opinión y cómo pretenden de que, después de que literalmente llenan lo que es un vacío en mi vida, un sentir humano compartido de querer conectar sin que el otro sienta la necesidad de invadir, pues, aparte de los que chantajean el juego por una conversación (lo que se resuelve NO CONTESTANDO) pues, se pasa de maravilla. No sé cómo nadie tiene la cara de pedirle nada más, tomando en cuenta todo lo que le paga, que cualquier juego son $20 y $60.

Ellos pretendían que yo -yo- sacara de mi tiempo para darles las gracias en dos oraciones.

Ahí se les fue lo de inhumano. Espera, ¡se me olvida que es un app! 😁